jueves, 10 de noviembre de 2016

LA PERVERSÓN ¿Patología o estructura subjetiva?


Trauma. Estudios de clínica psicoanalítica.
Número 6




Primeros renglones del texto de G. Pommier, titulado: "Una mirada sobre la perversión en la postmodernidad y la cuestión de la perversión femenina"
"Vivimos en la época de la globalización. ¿Se desarrolla ante nuestros ojos esta globalización bajo la égida de la perversión?
Se produce esencialmente bajo el impulso del capitalismo, cuyo motor es siempre el fetichismo de la mercancía. Todas las agencias de bolsa funcionan con este modelo: la circulación de las mercancías prevalece sobre el interés de sus productores, que resultan así "cosificados", objetivados, como escribía Marx en el libro 1 del Capital. Las mercancias son pues los fetiches que el capitalista utiliza para gozar de los productores, pues el interés financiero del capitalista sólo tiene sentido porque es una manera de gozar de aquellos que la fabrican. La "plusvalía" del capitalista es de hecho un "plus de gozar" como escribió Lacan.
 

viernes, 28 de octubre de 2016

La perversión ¿Patología o estructura subjetiva?



Este es el nuevo número de Trauma. Estudios de clínica psicoanalítica: La perversión ¿Patología o estructura subjetiva?

 PORTADA
CONTRAPORTADA

COMITÉ DE REDACCIÓN:

Graziella Baravalle 
Rosa Navarro 
Marcelo Edwards
 ÍNDICE




PRESENTACIÓN


PRESENTACIÓN

por

Marcelo Edwards

jueves, 23 de abril de 2015

LA HISTERIA HOY


ACABA DE APARECER EL NÚMERO 5 DE  
   TRAUMA ESTUDIOS DE CLÍNICA PSICOANALÍTICA

                      PORTADA
          
 CONTRAPORTADA
TEXTO CONTRAPORTADA: 
     A través de la histeria, Sigmund Freud pudo establecer las dos grandes psiconeurosis de defensa en las que, mediante el mecanismo de la represión, las representaciones insoportables aparecen en una serie de síntomas somáticos y/o de angustia. Pero también fue la escucha de esa histeria la que le reveló la presencia de lo inconsciente, de un núcleo escindido de la conciencia que cuestionaba el saber médico establecido. Eso sucedía a finales del siglo XIX. Los avatares que ha sufrido esta estructura clínica han sido múltiples, tanto fuera del ámbito del psicoanálisis como dentro de él.
     En el campo de los Manuales Internacionales de Diagnóstico, la histeria fue incluida dentro de los trastornos psicopatológicos, para posteriormente bajo la influencia biologística, desaparecer como tal y fragmentarse en distintos epígrafes.
     Dentro del mundo psicoanalítico, y sobre todo con el trabajo realizado por Jacques Lacan, no solo se ha conservado su denominación original sino que se han podido fundamentar y diferenciar las distintas dimensiones de la histeria: por un lado como estructura defensiva, por otro como estructurante en cualquier sujeto; pero también y en su vertiente discursiva, es decir, social, moviéndose en la dupla sumisión-transgresión del saber establecido.
     Su complejidad es a la vez su plasticidad, lo que nos confronta a un cambio permanente en sus manifestaciones, confundiéndose, en ocasiones, con otras estructuras o identidades de las que puede tomar sus formas.


ÍNDICE                    


jueves, 16 de enero de 2014

PERVERSIONES

 PORTADA 
del libro sobre perversiones, en el que hemos colaborado algunos de los miembros del Consejo Editorial de TRAUMA.

 

PRESENTACIÓN Nº 4 DE TRAUMA ESTUDIOS DE CLÍNICA PSICOANALÍTICA


                                 LO INCONSCIENTE Y SUS RAZONES


     Este tema de lo inconsciente ya nos había ocupado en el número anterior, "Lo inconsciente y sus escrituras". Este tema es inagotable y a lo largo del tiempo, vuelve a requerir nuevos planteamientos.

EPÍGRAFE 1
     
    Donde se encuentran los artículos recogidos bajo el tema del número en cuestión, haciendo hincapie en la clínica y sus estructuras, y que nos sirve para debatir sobre el psicoanálisis y nuestra posición de psicoanalistas. En este número tratamos de dar cuenta de las paradojas del deseo del sujeto y de su goce.
    Contamos aquí con un artículo de G. Pommier, titulado "Los síntomas sexuales, escritura desplazada de la relación sexual", donde establece la diferencia  entre los síntomas de après-coup, a posteriori, es decir neuróticos, y los síntomas sexuales que se producen en el acto, al mismo tiempo que la relación sexual, siendo entonces la escritura del fracaso de ésta.
Recomiendo su lectura para entender cuando habla de la bisexualidad como el nombre de guerra de la castración, y cuando enuncia que los síntomas sexuales se precipitan en la falla de lo masculino/femenino y afirman la masculinidad, tanto en el caso del hombre como de la mujer, es decir testimonian un falicismo sostenido.
Su tesis de que los síntomas sexuales son masculinos, se completa con su tesis de que el orgasmo es femenino, lo femenino está sujeto al orgasmo, y conviene no confundir femenino con mujer, es femenino tanto para el hombre como para la mujer, es lo propio de la bisexualidad de la división del sujeto.
Esta tesis que abarcará el final del artículo, explicita el vel o disyunción del síntoma y el orgasmo, mostrando que el orgasmo en el caso del hombre le feminiza y anula su virilidad, y en el de la mujer también ella se enfrentará al mismo problema de su feminización rechazada o aceptada.

     R. Chemama actual presidente de la Fundación Europea para el Psicoanálisis, colabora con su artículo "Sueño e inconsciente", donde va a tratar de responder a C. Soler sobre lo inconsciente real, con conceptos como "afuera del sentido", lalengua, y la letra, sirviéndose del sueño de un analizante.


EPÍGRAFE 2

    Cuestiones cruciales sobre el psicoanálisis son la base para dar cuenta del debate teórico.
     Así el artículo de Juan Bauzá, "La racionalidad de lo inconsciente", que intenta presentar una posición racional del psicoanálisis en relación a una razón Otra. El síntoma representa la manifestación de una razón otra que la razón científica clásica, una racionalidad vinculada al deseo inconsciente, a su dialéctica y a su estructura, se trata de una erotología como base o condición de esa racionalidad. Articula la función del sujeto entre el vel de la sparación/alienación.
No es el encuentro con el significante lo traumático, dicho encuentro revela lo traumático de la colisión con el deseo del Otro, con un determinismo del que sólo es posible escapar con la marca de un sujeto dividido para existir, entrevisto entre separación y alienación y singularizado en el síntoma.

EPÍGRAFE 3

     Es el del rincón de lectura, donde Graziella Baravalle ha realizado una impecable reseña del libro de G. Pommier titulado "¿Qué significa hacer el amor?", obra con la que en su opinión completa su gran síntesis sobre la teoría del amor y/o del erotismo del sujeto del lenguaje. 

Rosa Navarro 
enero 2014

miércoles, 17 de julio de 2013

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA TRAUMA Nº 4



                                                               C/Elisabets, 6, 08001 Barcelona (Raval)
                Presentación de la revista la revista

TRAUMA
Estudios de clínica psicoanalítica

Jueves 3 de Octubre 2013 a las 19hs.

a cargo de Rosa Navarro y Marcelo Edwards

Esta publicación que inició su andadura en el 2010, intentaba abrir un espacio para hacer públicos los interrogantes que surgen en la praxis del psicoanalista. El camino recorrido hasta hoy en que presentamos nuestro cuarto número, muestra que ese intento ha fructificado, dada la cantidad y variedad de los psicoanalistas que han ido tratando temas como la diferencia sexual, los complejos familiares, lo inconsciente y sus escrituras, o lo inconsciente y sus razones, tema que nos ocupa ahora.
La razón después de Freud ya no puede ser la misma que para Aristóteles, Descartes o Kant -aquella que da su fundamento, aunque no se lo sepa, a la razón científica-.  Lo inconsciente freudiano subvierte el cogito cartesiano pero está lejos de confundirse con lo irracional. No es del orden del ser, de lo óntico, sino de lo ético: lo que el sujeto no puede soportar respecto del deseo y del goce, cae bajo la represión o los mecanismos de defensa, retornando en muchas ocasiones como síntoma. De allí que resulten vanos los intentos de localizarlo a nivel de la neurofisiología cerebral, puesto que lo inconsciente es la verdad que retorna entre el sujeto y el Otro en un acto de palabra de manera inesperada para la conciencia: en los lapsus, los chistes, los olvidos, los sueños, etc.
Por ello requiere una lógica diferente de la lógica de la conciencia, que dé cuenta de las paradojas del deseo humano en las diferentes estructuras clínicas.

A lo largo de estos años han colaborado: Graziella Baravalle, Joan Bauzá, Rithée Cevasco, Laura Cevedio, Roland Chemama, Patrick De Neuter, Claude Dumèzil, Marcelo Edwards, Juan Manuel Gasulla, Annick Juredieu, Laura Kait, Silvia Lippi, María José Muñoz, Rosa Navarro, Gérard Pommier, Gloria Sabathé, María Vilma Schwartz y Jean-Michel Vappereau.